RSS

Archivo de la categoría: Tiras Cómicas

La primera disciplina

La primera disciplina

La primera disciplina

Uno aprendió demasiadas disciplinas… tonterias que se toleran cuando buscas que te quieran, y al final descubres que no te quieren a tí… solo al dócil disciplinado. Puede llevar toda una vida aprender de este error.

Cada vez aprendo menos de las disciplinas y sus discípulos, y más del amor a mí mismo y sus allegados. Será porque lo primero de todo me amaron, antes que ninguna disciplina marcara con su latigo mi comportamiento.

Será por eso que hoy puedo ir desnudándome poco a poco de mis disciplinas hasta que, con mucho pudor, pero sin pausa, no quede más que yo mismo, y la primera y más antigua de ellas, el miedo, caiga por siempre a mis pies.

Otros no tendrán tanta suerte…

Anuncios
 
5 comentarios

Publicado por en enero 2, 2013 en El Roto, Reflexiones, Tiras Cómicas

 

Etiquetas: , , ,

lo que necesitamos…

Hace tiempo, mucho tiempo, cuando demasiada gente confiaba en este sistema de administración de lo común, en esta democracia de toda la vida que no llega ni a los tres décadas, y plantear un cambio era una aventura irresponsable y, sobre todo, innecesaria. Entonces los indignados eran pocos, ahora parecen legión, un estado perpetuo inseparable de la condición humana, como si fuera de suyo vivir en el sur de Europa y estar cabreado.

Fruto de esta ola de indignación se vienen multiplicando las cadenas de e-mails que llegan a mi bandeja aireando el despilfarro, la innecesaria pompa y onerosa circunstancia, el nepotismo, el círculo de favores y privilegios de los políticos.Valga decir que, aunque, como es natural, se ceban especialmente en el gobierno, al fin del cabo ellos son ahora los que administran el cotarro, se denota un sincero esfuerzo por ser imparcial y meter la fregona de la pública vergüenza en todos los rincones del espacio político, a derecha e izquierda, nacionalista no español o nacionalista español.

Pero cuidado, del desprestigio de los políticos a la eliminación de la política no hay más que un paso. Todo lo que se dice es cierto y vergonzoso. Pero si nos centramos en el problema jamás encontraremos la solución que es, hoy me voy a mojar, tomar la gestión de nuestros recursos y servicios en nuestras propias manos. Para eso quizá no haga falta ningún político, ni siquiera buenos políticos, que a la larga son los peores porque nos impiden madurar.

Pero hace falta mucha política: aprender a escuchar al vecino, ponerse en su lugar, compartir y saber renunciar en beneficio del común. A veces me encuentro imaginando cómo podrían ser estas comunidades solidarias autogestionadas, autónomas pero no autárquicas ni cerradas al forastero, cuánto daría de sí este mundo comunitario perdido, está Arcadia que, de momento, no es más que soñada porque, seamos honestos, jamás fue: pasamos del aislamiento y subsistencia medieval a la sobreproducción industrial mal distribuida actual. A veces me desanimo y me derroto yo mismo pensando en cuántas y cuáles de las cosas provechosas de este mundo tendría que renunciar para vivir en aquel otro. Harían falta técnicos-poetas que creyeran en ese otro mundo, que no rebajarán sus ilusiones a meras ambiciones, que renunciaran para siempre ha convertir a los poetas en técnicos, que pusieran la técnica al servicio de la poesía.

Vivir y hacer política es el camino duro, el que nadie quiere recorrer, porque no hemos sido educados para ello y nos resulta agotador, y delegar en los políticos para luego quejarnos de que traicionan nuestra confianza es lo fácil y lo que hacemos ahora. Confiar en la virtud del líder carismático es lo siguiente ante la decepción, y me recuerda demasiado al fascismo. El siempre inspirado Quino lo reflejaba muy bien en esta viñeta.

Imagen

Personalmente, estoy cansado de estar indignado, me gustaría algo nuevo… tal vez merezca la pena.

 
6 comentarios

Publicado por en diciembre 10, 2012 en Quino, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , ,

Seguid mis rastros, y evocaréis vuestros viajes

Este es el lugar donde depositaré las distracciones de la semana. Películas, series, citas literarias, música y demás artefactos apropiados por mi mente para solaz de mi espíritu. Aquellas divagaciones que no caben entre los límites de mi piel y los zurcidos de mis camisas, que se descaman cada día como parte de lo que me emociona, lo que me divierte, lo que me angustia… lo que soy… y después se olvida en un desierto interminable. Que iluminan mi cuerpo y mis sentidos como soles recién nacidos, y que escaparían por el hueco de todo lo que responde al deber, los estrechos límites de la tranquila conciencia y de las leyes de la naturaleza, si no las coleccionara como quien acumula rastros perdidos, mapas inconclusos de reflexiones, que podrían conducir a algo… vuestro

El viajero

Un rastro, una invitación a viajar

 
2 comentarios

Publicado por en noviembre 20, 2012 en Citas de mi cosecha, Quino

 

Etiquetas: , , , ,

 
tambien debajo del agua

"Cuando estés debajo del agua,lo que veas y sientas será para ti por unos minutos, los suficientes, los justos para que quieras repetir, y no creas que lo que viste es tuyo".

LA EXTENSIÓN

Pensamientos y sensibilidades que provocan la literatura, el cine, el arte, la calle y la tv

El laberinto de la identidad

Pensamientos y sensibilidades que provocan la literatura, el cine, el arte, la calle y la tv